Lydia y yo nos conocimos gracias a un cuestionario, la evaluación sobre personalidad sobre opción múltiple de OkCupid, que te duda cosas comocomme “Un holocausto nuclear te parecería emocionante?” (en mi caso, la replica fue no) y no ha transpirado después te relaciona con aquellas individuos a las que posees menos probabilidades sobre odiar.

La primera citación fue un lunes, de recibir unos tragos después sobre un día sobre trabajo a lo largo de el que hice enormes esfuerzos para nunca desembuchar de angustia. Iba a ser mi primera cita con la fémina. La agendé unos diez días después sobre que les había dicho a mis amigas: “No soy hetero, aunque después les diré exactamente qué tan nunca hetero soy”. Tenía 28 años de vida.

Le enviГ© a Lydia el primer mensaje, preguntГЎndole En Caso De Que podГ­a leer la reinterpretaciГіn de fan, o fanfic, gay de Harry Potter que la novia habГ­a mencionado en su cuenta. Poco luego me invitГі a proceder. Estaba emocionada por conocerla, sin embargo todo estaba pasando excesivamente corto (si no incluimos las 28 aГ±os de confusiГіn anteriores).

Incluso antes de eso, habГ­a hexaedro por hecho que era heterosexual y suponГ­a solamente que era la pГ©sima heterosexual. De ningГєn modo habГ­a tenido pretendiente desplazГЎndolo hacia el pelo ni siquiera me habГ­a acostado con un hombre y no ha transpirado nunca me gustaba montar ni estar con ellos, aunque pensaba que era normal.

Por quГ© le daba a la prueba sobre cuatro dudas escaso experto, mal escrita e inventada mГЎs autoridad que la que me daba a mГ­ misma?

En retrospectiva, quizá debería haber conocido quién era después sobre la primera oportunidad que busqué la prueba emplazamiento “Soy gay?”, sin embargo nunca fue de este modo. La colección de tests acerca de sexualidad disponible en la red es vasta. No obstante la primera ocasión que busqué, en 2010, ansiosa por adquirir respuestas sobre mi soltería perpetua, las competiciones en línea todavía eran fascinantemente poco profesionales, con diversos tamaños de letra e imágenes prediseñadas. Memoria que había dudas políticamente incorrectas desplazándolo hacia el pelo otras que eran tendenciosas, como “Cuando piensas en el prototipo de alma con la que te deseas casar, dispone de cabello fugaz, como un adulto, o esplendido, como una fémina?”. Un test supuso que mi desinterés en manejar una camioneta de exigencia era una prueba fidedigno sobre que, en resultado, nunca era lesbiana.

Antes de culminar cada prueba, era como En Caso De Que bien supiera la replica, por motivo de que siempre era exactamente la que querГ­a que externamente. Si tomaba un test para asegurarme de que era heterosexual, ese era el rendimiento; En Caso De Que querГ­a que uno me dijera que era homosexual o bisexual, lo obtenГ­a. No obstante, ningГєn resultado era lo suficientemente creГ­ble Con El Fin De efectuar que dejara de contestar cuestiones.

Por fin me di por vencida. Supuse que sobre no acontecer heterosexual —o sobre ser cualquier una diferente cosa que nunca externamente normal— lo habría conocido desde mucho lapso antiguamente.

Me mudГ© a Nueva York, en donde salГ­ con un adulto a lo largo de unas cuantas semanas antiguamente sobre que Г©l terminara conmigo; luego pasГі exactamente lo con otro varГіn. PensГ© que quizГЎ mis fracasos con las citas se debГ­an a sencilla incompatibilidad y no ha transpirado a los incalculables defectos del sexo varonil. Le contГ© cualquier a mi terapeuta, primero de dejar de ir a esa terapia y conseguirme otra terapeuta.

Mientras todo eso sucedГ­a, trabajaba en BuzzFeed, justamente elaborando tests. El desarrollo era relativamente aburrido, en particular en aquel segundo, cuando el mГ©todo de direcciГіn de contenidos era defectuoso desplazГЎndolo hacia el pelo sobre poco afГЎn pГєblico. No obstante, la elaboraciГіn sobre pruebas era empoderadora, lo cual quiere hablar de que me hacГ­a apreciar igual que si externamente Dios.

Por fin tenía las respuestas que quería porque era yo quien las escribía. Al momento sobre diseñar tests, podía seleccionarme como la más gustada, radiante, simpática, sexi y la que más probabilidades tenía de ser exitosa. Mis competiciones hacían dudas igual que: “Qué integrante de One Direction serí­a tu alma gemela?” o “Qué tipo de trasgo serías?”. Ahora sabía cuáles quería que fueran las respuestas y mis tests único las confirmaban.

Al escaso tiempo, el obtener me volvió cínica. En las comentarios de mis pruebas las personas afirmaba que las resultados eran casi como una prueba científicacomme “Es tan yo!”.

“Ay, sin embargo que tontería”, pensaba. “Si todo es inventado”.

A lo largo de aГ±os de vida, me habГ­a convencido sobre que mi fracaso en la bГєsqueda sobre un novio era alguna cosa matemГЎticocomme iba a bastante pocas fiestas, entablaba amistad con excesivamente pocos hombres y pasaba excesivamente poquito lapso en Tinder. AsГ­ que concluГ­ que habГ­a una maneras adecuada de efectuar las cosas y que yo aГєn nunca la dominaba.

Fue mi segunda terapeuta, la buena, quien me ayudГі a darme cuenta de que mi vida amorosa inexistente nunca era la cuestiГіn cuantitativa, sino cualitativa.

“Qué sientes cuando te imaginas montar en una primera cita con un hombre?”, me dijo.

“Básicamente, terror”, contesté. “Pero eso es normal, no?”.

Resulta que realmente nunca lo es. Es normal sentir nerviosismo, mas no pavor.

No lo sabГ­a. Nunca sabГ­a que podГ­a intentar una cosa nuevo primero de conocer que lo querГ­a.

Por fin tenГ­a las respuestas que querГ­a por motivo de que era yo quien las escribГ­a.

En mis veintes, habГ­a deseado sobre modo intermitente ser homosexual porque eso explicarГ­a por quГ© los miembros masculinos y yo nunca logrГЎbamos establecer una conexiГіn romГЎntica. RespondГ­ la totalidad de esas competiciones con la esperanza de que me dijeran que era gay desplazГЎndolo hacia el pelo me sentГ­a decepcionada cuando la replica era oposiciГіn. Si bien por quГ© JamГ­ВЎs pensГ© que intentar que exteriormente cierto bien era una replica? Por quГ© le daba a una prueba de cuatro cuestiones poco experto, mal escrita e inventada mГЎs notoriedad sobre la que me daba a mГ­ misma?

Perdido en el arsenal sobre cuestionarios que habГ­a contestado se encontraba mi conseguir de recibir la resoluciГіn propia. Por fin, a las 28 aГ±os de elite singles vida, me di cuenta sobre que, si querГ­a, podГ­a ser distinta sobre la persona que me habГ­an refrГЎn que era.

De este modo que salí del clóset… tentativamente. Me registré en OkCupid y no ha transpirado contesté las dudas de modo de ser lo mejor que pude. Por fin, en el grupo de citas considerado, usé a mi antiguo amigo, el test, igual que sin mangas guindola.

Cuando vi a alguien que me atraГ­a, no analicГ© la compatibilidad tratando de conseguir aquellos rasgos en los que nunca concordГЎbamos, tan Гєnicamente le enviГ© un mensaje. DetrГЎs de trocar ciertos mensajes, me invitГі a salir y dije que sГ­; nunca por motivo de que pensara que debГ­a hacerlo, sino por motivo de que efectuarlo era el primer paso en la domicilio correcta. Dije que sГ­ porque asГ­ lo querГ­a.

Mi primera cita con Lydia durГі cuatro horas. No fue mi cita mГЎs extendida, pero falto duda fue la preferiblemente. Cuando nos despedimos, un poco bebidas desplazГЎndolo hacia el pelo muertas sobre anhelo (ambas estГЎbamos demasiado nerviosas de admitir la urgencia humana de alimento), no consultГ© el la red Con El Fin De saber quГ© debГ­a realizar despuГ©s ni quiГ©n debГ­a hacerlo. Le escribГ­ un mensaje tan pronto igual que lleguГ© a mi apartamento.

Leave a Reply